150 años

Primero fué en Septiembre de 1540, pero ¨algo¨salió mal, así que en Enero de 1541 Jorge Robledo lográ fundar a Cartago ( Cartagena, como la que está en Africa ), en donde hoy hoy se asienta el parque de Bolivar de Cartago Viejo ( Pereira ), se instalaron sacerdotes Franciscanos quienes tenian iglesia, monasterio, estaban los representantes de la corona Española, otras autoridades, y los pobladores, que en muchos casos se fueron haciendo dueños de la tierra, los negocios giraban en torno a la producción y comercialización de sal, el comercio de esclavos ( sus palenques estaban, en donde hoy esta Cerritos ).

Lo demás era comercio, ganaderia, poco o ningún indio Quimbaya, ( y su dios creador Xixarama, el demonio ), tras la muerte de Jorge Robledo, a manos de las intrigas de Sebastian de Belalcazar, por medio de un fsuliamiento en Anserma ( viejo, hoy departamento de Caldas ); esta comarca, profundamente feudal, latifundista é inequitativa, se convirtió en generadora de riqueza para sus habitantes. Pasados doscientos años, incluso mas, pensaron en buscar al rio Cauca para sacar lo producido, incluidos los esclavos, se decidio asentarse en un sector cercano, y fué así como se instalaron en donde hoy están, error estrátegico sin lugar a dudas, que los condujo a quedar como un pueblo subdesarrollado y muy violento.

En la montaña quedaron sus propiedades ó feúdos, mismos que seguian aportando a la riqueza de los dueños, como es costumbre ( mala ) viajeros especialmente del Valle del Cauca y algunos indios tomaron posesión de baldíos y construyeron viviendas, y al interior de las mismas, fondas, burdeles y sitios de paso para viajeros. Por  motivos politicos los diferentes presidentes del país impedian que se desarrollará aqui una pequeña población, con el argumento de que la envidiable posición geoestrategica ( termino de hoy en día ), permitiría a los bandos enemigos hacerse con el poder.

Entre 1850 y 1860 la alta sociedad cartagüeña al ver como fracasaban empiezan a buscar formas de retomar las tierras que seguian siendo de la propiedad de muchos, lo mejor, crear un poblado, o mejor, darle vida de nuevo a Cartago ( popularmente recularon ), para ello se aprovecho al congresista y dueño de algunas ( pocas ) tierras, el señor Francisco José Pereira para interceder en Bogotá y permitir la continuidad del viejo y prospero poblado. Fué casi en 1860 cuando vienen de Cartago, Remigio Antonio Cañarte, el señor Hormaza y Elias Recio ( este de Guadalajara de Buga ), y un grupo de Payaneses a realizar avaluos, peritajes y demas actividades relacionadas con reparto de tierras; el tiempo transcurrió y se llega a 1863, ya con todo debidamente en ley, Remigio, como era la usanza en aquella época ( aún hoy ), hizo una misa ( que parece fué en Septiembre ), con el objeto de formalizar la repartición de tierras y el regreso de parte de los antiguos pobladores, finalmente bautizaron al poblado con el nombre de Cartago Viejo.

Como vemos la historia ( a medias y escrita subjetivamente por un relator que se quedó a vivir aquí, a principios del siglo XX, dista mucho del ¨decorado¨libro de Hugo Angel Jaramillo.

Los origenes de la etnia vienen de Españoles, Cartagüeños, gente de Buga y Popayán, de hecho la colonización paisa y los intentos de Don Fermín al fundar aquí a Condina, Santa Rosa de Cabal y Manizales, solo quedaron encumbrados en Manizales y algo en Santa Rosa de Cabal. Pero algunos Antioqueños en efecto ingresaron a la población, y muy especialmente el señor Valeriano Marulanda, a quien lo comparaban con un Polimata, trazo calles al estílo ajedrezado, ( algo que torpemente prevalece hoy en día, en la ciudad de hoy que termino como mancha de aceite con calles que congestionan mas y los muy lamentables adoquines ).

Un hecho singular fué la llegada y permanencia de una misión inglesa que enviada por la reina Victoria diseño acueductos, monto la planta de telefonia automática y dejo planes interesantes a futuro, ( de hay que se le haya colocado a la plaza dura, Victoria; es un homenaje ), otro factor que determino mucho ( pero solo hasta 1994 ), el caracter de la ciudad fué la influencia de la masoneria, una logia se instalo dese principios del siglo XX; la llegada de los Sirios, Libaneses y Jordanos le dió a Pereira el síno del comercio ( mercantilistas ) y con algunas empresas de origen local, fábricas de camisas, gaseosa, galletas, y colegios, transcurre casí todo el siglo XX, sin mayores sobresaltos, con seguridad la instalación del Bolivar desnudo de Arenas tuvo gran resonancia.

La decada de los setenta del siglo XX permitió la llegada de industria liviana, representada en industria papelera, textil, ensamblaje de motos, producción de cerveza y gaseosa, transformadores, industrias de avisos luminosos callejeros, ingenio azucarero, restaurantes en cadena nacional, finalizando los ochentas del mismo siglo televisión por cable, esto daba por sentado un supuesto equilibrio entre el mercantilismo y otros eslabones de la economia, se llegó a tener una incubadora de empresas, funcionando casí como debía de ser, tres universidades, la pública, la de la curia y Copesa, y, la de los masones, dos periódicos, y con ello, tenian armada una ciudad que tambien dependia del café, todo ello conformo singularidades paradigmáticas, era en definitiva otra ciudad.

Como es normal en los procesos del devenir humano y sus obras, los paradigmas se agotan, ya sea por desgaste o simplemente porque otros imponen nuevos modelos, en el caso de Pereira se unieron ambas situaciones, el café como modelador de todos los patrones culturales dejó de ser importante desde 1993, y simplemente todos en la ciudad ¨optaron por no ver lo evidente¨; una falsa concepción de que Pereira era una isla en medio del conflicto Colombiano permitió que ingresaran todos esos males y se arraigaran, la población aumento no solo por los locales sino por millares que se vinieron a vivir ( y lo siguen haciendo ) en busca del ¨oro dorado ¨, aplicando lamentables ideas del dejar hacer, dejar pasar, los dirigentes a todo nivel, estrato y edad obviaron, una vez mas, lo evidente, el crecimiento inmobiliario era una burbuja dedicada a lavar dolares, igualmente la capacidad productiva y comercial ni daba y menos hoy en día da para mantener a la población.

Sencillamente en algún momento entre 1993 y 1995 se produjo el punto de inflexión, pero tod@s siguieron gobernando para el pasado, y tal como lo hacen hoy, siguen alimentando el espíritu de viejas épocas, ante la imposiblidad de hacer algo por lo que realmente importa…el presente.

La ciudad de hoy mira con esperanzas a su pasado, los jovenes son un reflejo de la decandecia absoluta a la que estamos sometidos, con casi todo el aparato productivo quebrado, inexistencia total de demanda agregada, instituciones públicas que son mas bien empresas de lucro particular, en lugar de beneficiar a lo general, casos como el de de Megabús ó el aeropuerto lo dejan todo muy claro.

Pereira, cuyo nombre significa Perales ( sembraron Mangos ), es una parte inmanente del alma, con seguridad la mia, deambular de a pie por sus calles me encanta, así veamos a diario lo mismo, ya hemos vivido mucho y nada a cambiado en terminos de calidad de vida y prosperidad, el olor al café tostado quedo grabado con impronta en mi cerebro, así como las cumbres hermosas del nevado de Santa Isabel y su mágica laguna, a donde he subido no menos de cuarenta veces, cruzar el viaducto ó estar en el intercambiador de Cuba me recuerda a grandes ciudades globales, sentarme a comer chontaduro en algún centro comercial es divertido, leer en la biblioteca del banrep, caminar un Domingo por las avenidas o montar en bicicleta y tambien caminar caminar por el Otún-Quimbaya limpia el alma y los pulmones, ir a meditar al Jordan y sentir toda la energía que dejan en el eter las oraciones de millares que allá van, es mágico…recorrer el viejo zoológico, mirar hacia el valle de yarima y ver los atardeceres, o inspirarse con el amanecer que deja ver a los nevados y el paramillo de Santa Rosa, gozar del parque comfamiliar, ver la ciudad desde el alto del nudo o el cerro de la cruz, viajar en el megabús, sentarse en un parquesito a comer perros calientes o helado, cuenta mi Mamá ( es caleña ), que los padres de mi abuela nacieron en el cartago viejo de finales del siglo XIX y acá mismo se casaron, que mi abuela de crianza nació en cartago y que su padre ( mi abuelo ) tambien nació en Cartago, mas especificamente en Zaragoza, mi abuela paterna nació en Manizales y el abuelo paterno en Armenia y tras un romance en el que compartieron muchas cartas de amor se casaron, aqui en Pereira, el Padre que me correspondió nació en esta ciudad y mi hija primogénita aqui en medio de la modesta  vida que llevamos, tambien nació, solo arropada por el amor.

Finalmente no sabemos ni donde o cuando moriremos, seguramente cuando el hilo rojo se rompe y vamos hacia los siete cielos un pedazo de nuestro espíritu recorrerá este territorio, un grano de arena en un mundo que poco o nada sabrá de nuestra existencia, pero igual, seguiremos siendo, querendona, trasnochadora y morena.

PD: Los datos sobre Cartago viejo están compilados en la biblioteca Luis Angel Arango y algunos documentos pueden ser revisados en linea.

Aqui queda, mi foto en la Plaza de Bolivar, infaltable.

Imagen

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s