Texto tomado del Tiempo de esteDomingo 3 de Febrero

Hay un error en el editorial de EL TIEMPO del viernes. Lo titularon ‘Midiendo el aceite’. Sostenía que las Farc se lo están midiendo a Santos con las acciones violentas de los últimos días. Pues para mí que se equivocan. Se lo midieron hace rato.

Por eso ‘Márquez’ y sus muchachos debieron matarse de risa con los aspavientos que hizo el Gobierno esta semana a causa de los secuestros, y con el jueguito de policía bueno (Santos) y policía malo (Vargas Lleras). Porque si estaban tan indignados, como quisieron aparentar, y si pensaban que era el colmo de la afrenta secuestrar a dos policías, la siguiente pregunta que cabría sería: ¿Y ahora qué?

No hubo que esperar ni 24 horas para conocer la respuesta: ahora, a seguir tragando.

Si cuando tuvieron motivos para dar una palmada en la mesa, así fuera para marcar territorio, no lo hicieron -aquel mentiroso “no tenemos secuestrados”-, ¿por qué encarnar en este preciso momento el papel de indignados?

Las Farc nunca se comprometieron a no raptar uniformados. En su comunicado de hace meses, donde afirmaban que no volverían a secuestrar, solo mencionaron los extorsivos. Pero como había que hacerles la ola para dar a entender que la banda terrorista ya era buena, que estaba dada la única condición impuesta por Santos (no secuestros) para sacar la famosa llave, desde el propio Gobierno tergiversaron el documento. Y, no contentos con ese disparate, les taparon después la dolorosa mentira de que no tenían secuestrados (y la siguen tapando).

Y eso para mí es lo grave. Porque que las Farc continúen su barbarie es lo que esperamos, la única razón por la que están sentados.

No llegaron a La Habana por representar al pueblo, ni por sus ideas vanguardistas para el agro o porque alguien los haya elegido en las urnas, ni siquiera por la Marcha Patriótica -movimiento que se mueve al son de los fusiles-, sino por haberse convertido en una organización criminal tan poderosa y experimentada, con cabecillas que envidiarían los capos de la mafia mexicana, que no pueden rendirlos a bala. Y porque Juan Manuel Santos ha hecho del proceso de paz su única bandera.

A estas alturas parece evidente que el mandatario del Buen Gobierno, educado en Harvard, entre otras prestigiosas universidades, no pudo adelantar las grandes reformas estructurales que requiere Colombia. Y no querrá exhibir al término de su mandato, como logros destacados, que vendemos más carbón y oro que nunca, que el petróleo es la principal fuente de ingreso y que regalan viviendas a los pobres, como Chávez. Con eso ni se pasa a la Historia ni se da el gran salto hacia adelante que hace que un país abandone la senda del subdesarrollo.

Por ende, solo le queda La Habana. Y ‘Márquez’ lo sabe y lo utiliza.

Recuerden que, sin siquiera sentarse, ya les hicieron dos concesiones vitales: estatus de fuerza política con más poder de decisión y voz que varios partidos democráticos, y una plataforma para contarle al mundo que no son terroristas sino revolucionarios.

Ahora buscan ser fuerza beligerante y para eso secuestran policías y engordarán el campo de concentración con militares. Presionarán un canje y cuando lo hagan tendrán voces respaldándolos, gentes que aceptan la ignominia de llamar “presos políticos” a los terroristas y “prisioneros de guerra” a nuestros guardianes.

Lo siento por Santos, pero las Farc no necesitan correr si como van solo obtienen ganancias. Firmar un acuerdo requerirá un segundo mandato y que Chávez y Fidel desaparezcan y se pongan en riesgo sus santuarios.

Nota: tercer aporte glorioso de las Farc al desarrollo agrario: destruir decenas de pueblos campesinos de zonas apartadas, entre los años 1999 y 2002, con la irracional oleada de tomas a sangre y fuego.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s