El trato con los tratados

Los tratados comerciales, o mejor el intercambio económico entre poblaciones y paises o naciones, es bien antiguo, 3000 años, podría ser una cifra que se aproxime, al intercambio sobre todo de bienes vitales para la subsistencia ante la escasez de otros, seguramente ya desde ese entonces, las sociedades se fueron globalizando, aunque hoy les parezca eso, ha algunos, un absurdo.

Las necesidades insatisfechas de las naciones han sido fuetes de salvajes y feroces guerras; pero con el paso evolutivo de la humanidad el intercambio se fué estabilizando, aunque sin olvidar la condición humana, que es en definitiva inevitable; saltar rapidamente a David Ricardo y sus ventajas compartivas en relación al libre comercio de las naciones, nos puede ir acercando mas a temas, que a la luz de los hechos actuales en Colombia, están pasando desapercibidos, y se trata ni mas, ni menos, que de los tratados de libe comercio, especialmante con USA y la Unión Europea.

Particularmente el que tiene que ver con USA, esta tomando o ya tomo unos matices que distan mucho de los intercambios Fenicios, y se parecen mas a la instauración de una relación de servidumbre, que recuerda las guerras del té en China o las masacres de los Ingleses y Boers en Africa del Sur por los diamantes, sencillamente hay un espiritu de doble moral, buscando los mayores reditos a costa de explotar sin compasión a otros paises, con la complacencia de gobiernos y de industriales ( mas cercanos al capitalismo salvaje ), que hoy están entregando parques nacionales, zonas auriferas, reservas de vida para sembrar las innecesarias palmas, vale la pena recordar que no son necesarias para los biocombustibles y que su excesiva plantación esta acabando con recursos mas valiosos, sencillamente, pues, nuestro país sigue actuando como colonia, no como nación.

Aca, poco o nada se piensa en el contexto de la economia de mercados, en competir, ser competitivos, productivos, la ley de la oferta y la demanda, hacer uso o crear tecnologias, usar la inteligencia de negocios y mercados..no…la mentalidad es de pueblo mendigo y miserabilista, se ve mas como un favor el que nos compren algo, que propiamente el fruto de lo que ya mencione, la llegada del presidente o CEO de una empresa global es visto como que pusieron ojos de compasión y a él o ella, se le deben pedir favores, dadivas, camufladas e medio de oraciones en los diferentes centros de peregrinación que existen en el país.

Casi que de manera infame, los gobiernos del norte elaboran documentos para revisar nuestra situación en derechos humanos, humanitarios, disminución de cultivos, cumplimiento de metas economicas, y de paso, hacen revista a sus bases militares, parques de vida ya no nacionales, adueñandose del bastón que los hace ser, según ellos, superiormente morales ( una vez mas la infame moral ), mientras aqui, ponemos los muertos, y todos y cada uno de los caústicos males nacionales.

Un tratado de libre comercio tiene que ser eso, un modelo que con bajos aranceles permite el flujo de bienes y servicios por las fronteras, propiciando ganancias en las economias de escala, ofreciendo lo que los clientes demandan en las mejores condiciones posibles, en un contexto de economia de mercados con altos niveles de competitividad, innovacion y agresividad comercial.

Pero que lejos estamos de eso, mas si y muy cerca de hacer una constituyente para tener el tipo de estado ideal que exigen en USA o la UE, somos su Colonia, no su socio comercial, la llegada de pequeñas empresas, que se ven grandes por sus portales en la Internet dejan entrever la busqueda de Maquilas, que aunque brindan empleo, es este lo mismo que ya tenemos, algo que conduce a evolucionar, hacia la calidad de vida, sencillamente en las maquilas se aplica lo de ¨pague uno y lleve dos o tres¨.

Bien vale la pena, en estos días electoreros, que es lo que se negocia en y con Colombia, que tan lejos estamos de ser competitivos globalmente hablando, o que tanto estamos perdiendo como patría, entregando minas de oro gigantescas, carbón o lo que sea, a cambio de nada, tenga usted por seguro que USA jamas venderá un centimetro de sus parques nacionales, o del conocimiento adquirido en los últimos 60 años, aén de su maestria en la ciencia gerencial o en el entretenimiento, aqui, en cambio, todo esta servido, hay bienes o patrimonio nacional que tiene que ser usado y explotado para nuestro beneficio y exportar, pero desde nuestro propio pecunio, empresas nacionales privadas con capital y tecnologia nacional que asuman el reto, así como lo estatal, pero el temor es enorme, la procastinación abruma los pensamientos y la autoestima nacional, perece ante la inmisirecorde presencia de los otros, sencillamente, por eso, o mas no hacemos parte del concepto de la ventaja competitiva de las naciones, Islandia es una isla que ocupa el puesto 11º entre las mas civilizadas del mundo o Irlanda, y no son mas grandes que el Valle  o Antioquia, seguramente ellos creyeron en si mismos, dieron los pasos adecuados, soñaron y llevaron a la practica las generaciones de la mente y su prodigiosa y neurotrónica capacidad para hacer obras.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. millerladis dice:

    En realidad hace falta de amor por lo nuestro, la belleza de nuestras tierras, mi linda y adorada patria.
    Los grandes ricos y fluyentes, no les importa venderles al mejor postor.
    El tratado de libre comercio, no es un tratado, mas bien un tratado de negociado de entrega a la patria sin beneficio alguno.
    Falta mucho amor de patria.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s